Peritar correos electrónicos

Peritar correos electrónicos se ha convertido en una de las periciales más comunes en nuestros días. Esto es debido a que todo el mundo usa un correo electrónico para comunicar y enviar documentación.

Pero ¿pueden estos correos electrónicos ser admitidos como prueba?

Si se presenta como prueba una simple impresión del correo electrónico puede que no sea admitida por ser fácilmente manipulable de diferentes vías. Por tanto, los documentos impresos pueden ser admitidos siempre y cuando la parte contraría no ponga en duda la veracidad de estos.

Por tanto, cuando se nos solicita peritar correos electrónicos se examinará los correos electrónicos objeto de la pericial, y se emitirá un informe justificado de autenticidad o de manipulación de los diferentes elementos que componen un e-mail: el remitente, los destinatarios, el asunto, el contenido, geolocalizacion, y análisis de los archivos adjuntos y los metadatos